Badminton

“Tengo el objetivo de conseguir el oro en Tokio 2020”

Carolina Marín ha compartido con los medios de comunicación sus sensaciones y los retos que tiene por delante tras su lesión de rodilla en el Masters de Indonesia.

Carolina Marín ha convocado esta mañana en la sede del Consejo Superior de Deportes a los medios de comunicación para ofrecer una rueda de prensa explicando su evolución y recuperación después tras su operación de rodilla después de romperse el ligamento cruzado de su rodilla. La onubense ha estado acompañada por su entrenador, Fernando Rivas, la presidenta del Consejo Superior de Deportes, María José Rienda, compañeros del equipo nacional y varios de sus patrocinadores como Javier Tebas, presidente de la Liga de fútbol Profesional.

La triple campeona del mundo ha iniciado la comparecencia dando las gracias por el “apoyo” recibido en unos primeros días “muy duros” tal y como declaraba la propia Carolina : “Los dos primeros días fueron horribles, pasé más nervios que miedo por saber qué tipo de lesión tenía. Me dijeron que el cruzado estaba roto, y al salir de la clínica, lloré; pero al llegar a casa ya cambié el chip. Intenté pensar en positivo que es el camino para que la rehabilitación vaya más rápido. Ahora lo llevo de la mejor manera posible. A veces un poco cansada porque no se duerme bien”.

Después de pasar por quirófano Carolina sorprendió a todo el mundo por su rápida vuelta a los entrenamientos, siete días tardó al deportista en volver a las pistas de bádminton del centro de Alto Rendimiento de Madrid, “Lo que me ha hecho estar en la pista a los ocho días de ser operada fue tener ganas y el objetivo de conseguir el oro en Tokio 2020. La motivación sigue estando ahí. Ha habido dolor, sufrimiento, queda bastante para sufrir, pero tengo claro mi objetivo y eso me hace pasar horas y horas en el pabellón. Esto es un nuevo reto, siempre hacemos cosas nuevas. Ahora toca coger otro camino para seguir evolucionando”.

La volantista tiene las cosas claras y trabaja para llegar a Tokio de la mejor manera posible, por eso, es cauta a la hora de hablar de los plazos de vuelta, “lo primero que le dije a Fernando es que quería volver a competir cuando estuviera segura de que mi rodilla estaba igual que la otra. No me marco tiempo. Será cuando sienta que mi confianza en mi rodilla está al 200 por 100. Si no llego al Mundial, no pasa nada explicaba Carolina que el día 15 ya mostró un vídeo en sus redes andando con la ayuda de una sola muleta.


Foto: Consejo Superior de Deportes