Tenis de mesa

“Ser un referente me hace seguir mejorando para ser la mejor versión de mi misma”

Galia Dvorak es sin duda la jugadora más importante del Tenis de Mesa en España, tres veces olímpica y actual campeona de España, la catalana de origen ucraniano, lleva bien este rol, aunque confiesa ser una persona bastante tímida y que se corta pensando en todas las niñas que pueden estar aprendiendo de ella. La jugadora, actual bronce en los Juegos del Mediterráneo, se siente orgullosa del crecimiento de estos últimos años en su deporte y confía plenamente en el talento y trabajo de las jugadoras más jóvenes.

 

¿Qué te parece el apoyo que está haciendo Iberdrola a deportes tan minoritarios como por ejemplo en Tenis de mesa?

Es fundamental. Estos deportes no son muy conocidos y más si hablamos de deporte femenino, entonces que haya empresas que se involucren y apoyen a este deporte para darle un empujoncito para que sea conocido a nivel nacional es súper importante.

A parte de la visibilidad, ¿qué ventajas crees que puede traer este tipo de acuerdos?

El apoyo económico es súper importante. El primer paso de apoyar a las chicas más jóvenes y dar becas para que puedan entrenar es vital porque podemos permitirnos ir a competiciones.

 

“Se ha dado un paso gigante en el tenis mesa español en los últimos años”

 

¿Cuál crees que es el estado actual del tenis de mesa en España? ¿Has visto una evolución y un crecimiento desde que empezaste hasta ahora?

La verdad es que si. Cuando yo empecé a jugar, hace ya 23-24 años el tenis de mesa en España estaba en la base, casi no había jugadoras extranjeras, la Selección era floja en Europa y todos estos años ha ido creciendo muchísimo. Seguimos sin ser una potencia mundial pero se ha dado un paso gigante en los últimos años, hemos llegado a tener medalla a nivel europeo e incluso a nivel mundial en jóvenes. Lo más importantes no son los resultados puntuales si no que la base está creciendo mucho, cada vez hay más chicas que juegan al tenis mesa. Para conseguir que haya buenas resultados tiene que haber una buena base y esto está creciendo poco a poco.

¿Cómo surge la idea de dedicarse al tenis de mesa profesionalmente?

En mi caso mis padres tenían planeado un poco que yo me dedicara a esto. Ellos dos eran entrenadores entonces insistieron mucho de pequeña en que yo jugara. Cuando cumplí los 18 fue un poco al revés, fui yo la que decidí dedicarme a esto profesionalmente, mis padres tenían claro que yo estudiase e hice la carrera un poco por ellos pero intente compaginarlo y seguí dedicándome a esto profesionalmente.

“El trabajo no siempre es garantía de éxito, además necesitas tener suerte”

¿Qué consejo darías a esas niñas que quieren jugar o empiezan ahora a competir en tenis de mesa?

Que sean pacientes, porque cuando eres joven te piensas que los resultados van a llegar ya y muy rápido y que el trabajo es garantía de éxito y no es así, porque además necesitas tener suerte. Pero sobre todo que si es lo que les gusta y ellas lo tienen claro que sigan trabajando y tengan paciencia porque al final quien la sigue la consigue.

Tus compañeras te tiene como referente, eres una de las jugadoras más importantes de esta Selección ¿Cómo te sientes con este rol que vives ahora?

 Te acostumbras un poco pero yo en realidad soy una persona muy introvertida y muy tímida entonces el hecho de pensar en llevar esta responsabilidad de que estas chicas quizás se ven reflejadas en mi o me tienen como un referente también es un poco de presión para mi porque a veces estoy entrenando y quiero gritar una palabrota y me la tengo que comer. Es una manera de seguir mejorando y ser la mejor versión de mi misma.