Otros deportes

Objetivo conseguido, el IV Reto Pelayo Vida Annapurna Bike 2018 llega a su fin

Las cuatro heroínas que consiguieron finalizar el Reto Pelayo Vida Annapurna Bike llegaron a Madrid dando por concluido el sueño, el reto y la demostración de que superar un cáncer es posible.

El pasado 8 de noviembre cinco mujeres valientes iniciaron uno de los grandes retos de su vida: el Reto Pelayo Vida Annapurna Bike 2018. Begoña, Gemma, Lorena, Cecilia y Noelia, supervivientes de cáncer de mama, recorrerían más de 300 kilómetros en bicicleta desde Pokhara a Lo Matang, uno de los valles más profundos del planeta.

Con toda la ilusión y ganas del mundo, las expedicionarias se montaban a la bici hace siete días. Desde el inicio atravesaron durísimos kilómetros de ascenso pasando por 10 puertos del Valle del Annapurna. La inestabilidad del terreno, fuertes vientos y la exigencia física hizo que Lorena, tuviese que abandonar la expedición en la cuarta etapa.

Con el recuerdo y la fuerza de su compañera, el resto de expedicionarias lograron alcanzar la cumbre el sábado 26 de noviembre, donde como ya es costumbre colocaron sus bandeloras como signo de superación y conquista.

En su llegada a Madrid, fueron recibidas por familiares y amigos en el Aeropuerto de Barajas, donde las cuatro valientes se mostraban emocionadas y contentas tras lo conseguido afirmando que “Cerramos el ciclo del cáncer y tocamos el cielo en puertos de más de 4.000 metros”.

 Foto: Reto Pelayo Vida